AARDMAN

L

a británica Aardman es desde hace muchos años la reina mundial de la plastilina (sustancia plástica inventada por Franz Kolb en Múnich en 1880), una de las productoras que más y mejor se ha dedicado a trabajar con esta sustancia maleable convertida en un género en sí misma dentro de la animación. Ya sea en stop motion o con la ayuda en los últimos tiempos de las nuevas tecnologías, la casa nacida en 1972 lleva desde entonces creando series de televisión, cortometrajes y largos absolutamente reconocibles, con un estilo propio, un sentido del humor muy británico, personajes bonachones y despistados y algo inadaptados, animales inteligentes y reflexivos y sobre todo mucha pasión y amor por sus criaturas.

Ahora estrena Cavernícola, historia de Dug, un hombre prehistórico que lucha contra los villanos de la Edad de Bronce y, de paso, se inventa el fútbol.


ALGUNOS MOMENTOS DESTACADOS

    • Peter Lord y David Sproxton crean Aardman en 1972.
    • En 1976 se trasladan a Bristol, donde siguen.
    • En 1985 se incorpora el que ha sido su gran genio creador, Nick Park.
    • La animación del videoclip My Baby Just Cares de Nina Simone en 1986.
    • Nick Park dirige el fantástico Creature Comforts (1989), corto documental sobre lo que piensan los animales del zoo de su situación que daría origen a una serie de televisión y que supondría el primer Oscar para la compañía.

Wallace y Gromit

Wallace y Gromit son sin duda los personajes más famosos del universo Aardman. Creados por Nick Park y siempre dirigidos por él, esta extraña pareja de hecho comparte casa desde A Grand Day Out (1989), su primera aparición en el cine, donde construyen un cohete para ir a la Luna en busca de queso, “pues todo el mundo sabe que la Luna está hecha de queso”. Wallace es un inventor que ama más que nada en el mundo el queso y las galletas saladas, acompañados si es posible de una buena taza de té. Gromit es un perro especialista en electrónica, aficionado al ganchillo, que aguanta lo mejor que puede las aventuras en las que se ve envuelto por culpa del eterno optimista Wallace, de las que suelen salir bien librados gracias a él, más sensato que su amigo. Juntos han protagonizado los mediometrajes, además del ya citado, The Wrong Trousers (1993), A Close Shave (1995) y A Matter of Loaf and Death (2008) y el largometraje  La maldición de las verduras  (2005).

wallace-gromit-la-maldicion-de-las-verduras


La oveja Shaun

En 1995 aparece la oveja Shaun por primera vez en el corto de Nick Park A Close Shave, donde se escapa de un camión enfrente de la casa de Wallace y Gromit. Es una oveja intrépida, inteligente y con una gran capacidad de liderazgoTras alguna que otra aparición esporádica en el universo Aardman, en 2007 comienza a protagonizar su propia serie, todavía en marcha, ambientada en la granja donde vive con otras compañeras. Y, por fin, se estrenó La oveja Shaun. La película (2015), su salto al largometraje, dirigida por Mark Burton y Richard Starzak, donde acaba en la gran ciudad junto a algunas amigas (ovejas). Una vez más, debe ponerse al frente de la situación para tratar de llevarlas a todas ellas de vuelta a la tranquilidad de su granja.

Por cierto, acompañando el estreno de la película, unas cien estatuas de la oveja Shaun aparecieron por todo LondresLuego visitarían su ciudad natal, Bristol.


CAVERNÍCOLA

Es la nueva producción Aardman. El protagonista es Dug, un hombre prehistórico que, con los miembros de su clan, se jugará la vida en su valle (situado donde hoy está Manchester) en un partido de fútbol. Los villanos son los hombres de la Edad de Bronce.

El director es Nick Park, los guionistas son Mark Burton, James Higginson, John O’Farrell, y las voces de los principales personajes son las de Eddie Redmayne, Tom Hiddleston y Maisie Williams.

PLASTILINA ESPAÑOLA

En España desde hace muchos años diversos animadores trabajan con plastilina. El pionero y padre de todos es, sin duda, el valenciano (adoptivo) Pablo Llorens  con más de veinticinco años de carrera ya, siempre pegado a la plastilina, con la que ha creado películas como Gastropotens (1990), Caracol, col, col (1995), Juego de niños (1999) –el primer largometraje español en stop motion y plastilina– o El enigma del chico croqueta (2005). Llorens propició que Valencia fuese desde entonces la capital española de la plastilina.

De allí también ha surgido Sam, que tras ganar innumerables premios con sus cortos –The Werepig (2008) o Vicenta (2010), entre otros– el año pasado dirigió el largometraje Pos eso (2014), que se pasea por festivales de todo el mundo a la espera de su estreno comercial en España

La gallega O apóstolo (2012), de Fernando Cortizo, ha sido una de las producciones más destacadas en este terreno en los últimos tiempos.

Una práctica sacrificada, lenta y costosa, que requiere años y años de esfuerzo y dedicación con no demasiada recompensa.