‘CENAS EN EL CINE ESPAÑOL’

Reinas de las reuniones entre amigos y familiares, comunes y abundantes en las próximas fechas navideñas que nos acechan. Las cenas forman parte de nuestra rutina diaria y de las celebraciones de cada evento reseñable de nuestras vidas. La excusa para ponerse al día, sentarse a hablar, debatir y también divagar. El cine patrio ha sabido aprovechar este potencial de diálogos y miradas para brindarnos momentos de todo tipo: cómicos, dramáticos, surrealistas, memorables, incómodos e icónicos. El bilbaíno Álex de la Iglesia ha sido el último en articular su película en torno a uno de estos festines y estrena Perfectos desconocidos este próximo viernes. Como aperitivo, os dejamos una selección de otras cenas en nuestro cine. ¡Que aproveche!

PLÁCIDO (1961)

Nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa, la cinta de Luis García Berlanga tuvo como título original en el guion que escribió junto a Rafael Azcona ‘Siente a un pobre en su mesa’. Este eslogan pertenecía a la campaña que el régimen franquista había puesto en marcha ese año. Por supuesto, la censura les obligó a cambiarlo. Esta parodia ocurre en la Nochebuena de 1961 en la que las familias acomodadas deciden participar en una campaña de caridad navideña patrocinada por una empresa de ollas a presión por la que deben invitar a cenar a su mesa a un pobre. Para promocionar la iniciativa, contratan a Plácido (interpretado por el debutante Castro Sendra Barrufet, Cassen), que con su motocarro recorre las calles de la ciudad pregonando la necesidad de ser solidarios, aunque sea por una noche.

Berlanga explicó que realmente lo que quería era: ‘poner de manifiesto el problema de la incomunicación entre los seres humanos independientemente de su condición social, fortuna o ideología. Las gentes son incapaces de comunicarse entre sí’.

FELICES 140 (2015)

Gracia Querejeta dirigió en 2015 a un reparto coral con Antonio de la Torre, Nora Navas, Eduard Fernández, Maribel Verdú y Marian Álvarez como protagonistas. Las dos últimas obtuvieron la nominación al Goya a mejor actriz de reparto con sus interpretaciones.

Con motivo de la celebración de su 40 cumpleaños, Elia (Maribel Verdú) decide reunir en su casa a un grupo de amigos y familiares. Además, tiene un mensaje que comunicarles, es la ganadora del Euromillón de la semana y el premio asciende a 140 millones de euros. La cena en la que la anfitriona da la gran noticia acaba por convertirse en una mezcla de celebración, comedia negra, drama y tragedia.

Especialmente cuando sobresalen los rasgos más mezquinos e interesados de los personajes, aunando ambición, debilidad, fuerza y miedo. Las miserias de cada uno se hacen cada vez más transparentes. En cualquier caso, el postre con el que deja al espectador es la pregunta ¿qué haría yo en esta situación?

EN LA CIUDAD (2006)

En la película de Cesc Gay por la que Eduard Fernández se alzó con el Goya al mejor actor de reparto, es una comida la que abarca el final y punto culmen del film, pero hemos querido incluirla igualmente.

Durante la misma, los personajes a los que el espectador ha estado acompañando en sus secretos, infidelidades, inseguridades y preocupaciones, se sientan todos juntos alrededor de una mesa en la que las lágrimas no pueden ser contenidas. Cesc Gay, autor del libreto junto con Tomás Aragay, planteó esta escena como inicio de la película que acabó trasladada al final. Cobra importancia a lo largo del metraje el tener o no alguien en casa que te espere para cenar y, a la vez, estar en casa esperando sin saber si cenarás solo o acompañado. Un acto rutinario en cualquier pareja o familia y que aquí se muestra con la naturalidad y autenticidad de quien teme y ama las relaciones a partes iguales.

VIRIDIANA (1961)

La película de Luis Buñuel sigue siendo la única española en haberse alzado con la Palma de Oro del Festival de Cannes. Eso sí, no fue hasta mayo de 1977 cuando se estrenó en nuestro país, dos años después de la muerte de Franco. Aun así, la censura franquista no pudo evitar que se erigiera como crítica a la hipocresía de la clase alta española y a la falsa caridad de unos personajes que sólo buscan ganarse su lugar en el cielo. Silvia Pinal interpreta a la protagonista, Viridiana, acompañada de Francisco Rabal, José Calvo, María Isbert y Fernando Rey. Basada en la novela Halma, de Benito Pérez Galdós, cuenta con una de las escenas más míticas de nuestra cinematografía. 

En ella, un grupo de mendigos se cuela en la casa de los señores mientras ellos no están y se sientan a cenar en su comedor. En medio de la alborotada celebración, deciden hacerse una foto alrededor de una mesa alargada. En el momento de la toma, todos quedan inmóviles, referenciando al cuadro de La última cena que Leonardo da Vinci pintó entre 1495 y 1497. En el centro se sitúa el líder de los vagabundos, al igual que Jesucristo en la obra pictórica. La mendiga que toma la foto se levanta la falda delante de todos, confirmando la burla y crítica.

LA NOCHE QUE MI MADRE MATÓ A MI PADRE (2016)

La comedia dirigida y escrita por Inés París nació en una cena de amigas a la que asistió la propia directora. Durante la misma, una de ellas afirmó haber tenido la peor idea de su vida al haber invitado a una comida familiar a su ex. Esta anécdota se convirtió en el germen de La noche que mi madre mató a mi padre  en la que Isabel, interpretada por Belén Rueda, organiza una cena en su casa con su marido (Eduard Fernández), que escribe novelas policíacas; su ex mujer (María Pujalte) directora de cine; y a un famoso actor argentino (Diego Peretti) al que quieren convencer para que protagonice su próxima película.

Durante la cena aparece también el ex de la anfitriona (Fele Martínez) con su nueva novia (Patricia Montero). Todo ocurre en un único escenario en el que reinan las situaciones de lo más alocadas sacando a relucir la comicidad de todo el reparto. También hay espacio para el suspense, el humor negro y, sobretodo, las carcajadas. Además, ganó en el Premio del Público en el Festival de Málaga.

PERFECTOS DESCONOCIDOS (2017)

Eduard Fernández y Belén Rueda repiten como pareja protagonista en la última película de Álex de la Iglesia. Aquí junto a otras dos que rondan los 50 (Ernesto Alterio y Juana Acosta, Eduardo Noriega y Dafne Fernández), además del personaje interpretado por Pepón Nieto. Es una reunión de amigos de toda la vida, en la que deciden jugar a poner todos los móviles en el centro de la mesa y leer en voz alta todos los mensajes y llamadas que lleguen. Se trata del remake de la exitosa comedia italiana Perfetti sconosciuti dirigida por Paolo Genovese.