CLAPPTELERA ESPECIAL PARA LA NOCHE DE HALLOWEEN

Algo tienen los 31 de octubre que siempre amanecen lúgubres. Parece que la naturaleza también quiere disfrazarse de ‘mal tiempo’ y vestirse de lluvia, niebla y tormenta en la noche de Halloween. En días así, reunirse a ver una película se convierte en una actividad aún más apetecible. Pero no es un día para ver una película cualquiera, en la Noche de los Muertos toca esconderse detrás de mantas, cojines, peluches, brazos de amigos y amigas para disfrutar de una buena película de terror. Y digo buena porque tampoco puede ser elegida al azar. Estas son nuestras tétricas recomendaciones.

‘LA NOCHE DE HALLOWEEN’ (JOHN CARPENTER, 1978)

Pase el tiempo que pase, la película de John Carpenter sigue provocando escalofríos y siendo tan o más efectiva que todas las películas de terror que han sido realizadas después de ella. Los créditos iniciales acompañados de la ya universal melodía, popular en todas las listas de tonos de llamada incluidas por fábrica en los teléfonos móviles, presagian la hora y media de agonía ante la psicopatía del asesino Michael Myers, a quien da vida el actor Donald Pleasence. Fue el debut cinematográfico de la actriz Jamie Lee Curtis, hija de Janeth Leigh, protagonista de la película Psicosis. Desde entonces, fue apodada como ‘la reina del grito’.

La cinta cuenta cómo en la noche de Halloween de 1963, Michael Myers, un niño de seis años, asesina a su hermana con un cuchillo de cocina. Tras el incidente, es internado en un psiquiátrico del que huye quince años más tarde, precisamente en la víspera de Halloween. En su regreso a su pueblo vuelve a cometer varios asesinatos mientras uno de los médicos del centro le sigue la pista.

 

Este clásico se convirtió en la primera entrega de toda una saga que generó un  total de siete secuelas y dos reinicios: Halloween II (Rick Rosenthal, 1981), Halloween III. El día de la bruja (Tommy Lee Wallace, 1982), Halloween 4. El regreso de Mike Meyers (Dwight H. Little, 1988), Halloween 5: la venganza de Mike Myers (Dominique Othein – Girard, 1989), Halloween 6: la maldición de Michael Myers (Joe Chapelle, 1995), Halloween H20. Veinte años después (Steve Miner, 1998), Halloween Resurrection (Rick Rosenthal, 2002),  Halloween el origen y Halloween II H2.

Las dos últimas fueron dirigidas por Rob Zombie, quien en 2007 se lanzó a hacer el remake del clásico de John Carpenter, intentando adentrarse en mayor medida que la original en la mente del personaje, para tratar de responder al porqué de su comportamiento.

‘DONNIE DARKO’ (RICHARD KELLY, 2001)

También considerada película de culto, es de las que necesitan más de un visionado para ser comprendidas y disfrutadas en su totalidad. 

Protagonizada por Jake Gyllenhaal, este thriller psicológico ambientado en 1988 narra la historia de Donnie, un adolescente que tiene visiones sobre un siniestro conejo gigante llamado Frank que predice el fin del mundo. Los viajes en el tiempo toman aquí un papel protagonista. Enigmática y ambigua, la cinta se convierte en todo un desafío para el espectador a la hora de interpretarla. Comparte reparto con su hermana en la cinta y en la vida real Maggie Gyllenhaal. También fue el debut en la gran pantalla de Seth Rogen.

En cuanto a la música, todos los instrumentos de la banda sonora fueron tocados por su compositor, Michael Andrews, debido a la falta de presupuesto. Sí consiguió convencer a su amigo Gary Jules para que cantara la versión de Mad World de Tears for Fears y le salió muy bien la jugada: la canción fue número uno en la navidad de 2003 en Inglaterra.

‘PESADILLA ANTES DE NAVIDAD’ (HENRY SELICK, 1993)

Para todos aquellos que estéis pensando en disfrazaros esta noche, no dudéis en tomar ideas (y apuntes) de su secuencia inicial. Están todos: fantasmas, monstruos, arañas, vampiros, murciélagos, cadáveres, momias, brujas y payasos.

Son los habitantes de la ciudad de Halloween. En esta cinta de animación producida por Tim Burton, Jack Skellington, Señor de la ciudad, descubre la Navidad y queda completamente fascinado por ella.

No obstante, su visión no tiene nada que ver con el espíritu navideño, decide secuestrar a Santa Claus y modificarla y esto tendrá unas consecuencias de las que únicamente Sally, una de sus vecinas que está enamorada de él, será consciente.

Cuando todavía trabajaba como animador en Disney, Tim Burton escribió en 1982 el poema con título homónimo que supone el origen de la película. Primero pensó en editarlo como libro para niños, pero decidió que la historia podría confirmar un especial televisivo. Disney desechó el proyecto. Sin embargo, en 1990, tras el reconocimiento adquirido gracias a Bitelchús (1988), Batman (1989) y Eduardo Manostijeras (1990), decidió sacar adelante el proyecto. No pudo hacerse cargo de la dirección al estar trabajando en Batman vuelve y Ed Wood, y Henry Selick quien le tomó el relevo.

Realizada con la técnica stop motion, hicieron falta un total de 230 decorados, 227 marionetas y una media de siete días de rodaje por cada minuto de metraje. De ahí a que el proceso se alargara dos años. El pasado mes de agosto se anunció una segunda parte del film para el año que viene coincidiendo con su 25 aniversario. Será en forma de cómic y tendrá de protagonista a Zero, el adorable perro de Jack Skellington.