FINAL FANTASY VII: EL JUEGO QUE FORJÓ UNA GENERACIÓN (Y FORJARÁ OTRA DENTRO DE POCO)

Después de varias intentonas y de mantener en vilo a los jugadores durante años con remake de intros incluido), una de las noticias más suculentas del último E3 de Los Ángeles es el tan esperado remake del juego que cambió el panorama de las consolas a finales de los 90 y encumbró a la PlayStation (ahora PSX) a lo más alto en lo relativo a narrativa rolera y en grandilocuencia conceptual. Nada, hasta la fecha, había sido TAN grande como el FFVII y pocas cosas lo han sido después. ¿Y por qué? 


1) Más allá de que Final Fantasy fuera ya una saga de renombre (no en vano iban por la entrega 7), ningún otro juego de PSX tenía una duración de 3 discos.

Esto en la época ya impresionaba, y más cuando también se trataba del primer juego de la saga para la plataforma, el primero en tener gráficos 3D e intros de animación.

final-fantasy-vii-video-games-2-1343921666-article-0

2) Sin entrar demasiado en el argumento (básicamente porque ocuparía tres secciones solo resumirlo) el comienzo in medias res, como puede verse al final de las intros, no sólo te metía de lleno a una acción trepidante sino que lo hacía subvirtiendo las expectativas (y preparándote para lo que venía) ya que te sumergía en la mayor aventura jamás contada controlando ni más ni menos que… ¡a un terrorista!

final-fantasy-vii-final-fantasy-vii-advent-children-final-fantasy-sephiroth

3) Todo el plantel de personajes es de lo mejor y más variado: un protagonista fuerte y a la vez muy frágil dado que es amnésico (luego volveremos a esto), una mujer de una raza alienígena angelical enamorada de él, una macarra barriobajera también enamorada de él, un hombretón tipo M.A. (sí, el de El Equipo A) con una ametralladora en vez de brazo y un corazón de oro, una ninja cleptómana incorregible, una especie de vampiro de nombre Vincent como homenaje, un gato robot descontrolado, un piloto de cohete frustrado y un tigre parlante genéticamente modificado con reminiscencias cherokees. (Efectivamente, el multiculturalismo en sus protagonistas no lo inventó PERDIDOS). Además, como némesis, uno de los malos más carismáticos e icónicos de todos los tiempos: Sephiroth.

4) Una base dramática digna de la mejor telenovela: un triángulo amoroso entre un soldado amnésico (que no sabe si es hermano del malo) y dos chicas bien distintas (una de las cuales muere y no precisamente al final), que luchan juntos por salvar el mundo de su destrucción por culpa de un meteorito, todo envuelto en una emotividad y delicadeza sorprendentes en una obra de tal magnitud y con un enfoque fantástico y de rol.

maxresdefault

5) Una cantidad incontable de subtramas para cada personaje, detalles autorreferentes, mini-juegos y un mapa gigantesco para explorar lleno (LLENO) de secretos.

6) Una banda sonora espectacular y más que reconocible por cualquier jugón que tenga un pasado. 

ff7remake-psx_1

7) Dos de los villanos opcionales más difíciles de derrotar: las Armas Rubí y Esmeralda. Un reto para cualquier jugador de entonces y de ahora. Y… ¿he mencionado ya a Sephiroth?

emerald_weapon_by_jjar01


La mezcla de estos elementos en una época donde las nuevas tecnologías apenas empezaban a crecer dio como resultado no solo el que probablemente sea el juego más mítico de todos los tiempos, sino directamente el mejor, un símbolo que a día de hoy sigue siendo recordado por todos los que lo jugamos como esa especie de paraíso perdido en el que refugiarse cuando echamos la vista atrás a nuestra primera juventud. No era solo el hecho de jugar, sino de estar ahí, en ese mundo infinito y maravilloso, libre y nuevo, que era Final Fantasy VII y que era también esa primera adolescencia donde todo lo bueno de la vida está todavía por llegar.

final_fantasy_vii_remake-3125484

Y, para que conste que no exagero, estas son las reacciones de los ADULTOS hechos y derechos que asistieron en directo a la noticia del remake durante el E3.

¿SABÍAS QUÉ? Final Fantasy VII fue de los primeros juegos en tener spin-off: Dirge of Cerberus, protagonizado por Vincent, y Crisis Core, una precuela protagonizada por Zack, el soldado con quien el protagonista del FFVII intercambiaba sus recuerdos.

final fantasy video games 1920x1080 wallpaper_www.wall321.com_68

¿SABÍAS QUÉ? Los protagonistas de este Final Fantasy han aparecido en innumerables juegos de la misma compañía, bien como cameos o bien como personajes principales mezclándose con otras tramas.

¿SABÍAS QUÉ? El éxito de Final Fantasy VII fue tal que se hizo una película de animación: Final Fantasy, Advent Children, en la que se contaban los hechos ocurridos tras el videojuego.

PÍLDORA: Ningún juego ha cubierto tantos niveles de necesidad del jugador como este: drama, comedia, acción, aventura, exploración, diversión, emoción… Nada ha sido nunca tan grande precisamente por eso.

f3e6ba0785fae18ac602f43557de42a0

PÍLDORA: Un guionista sabe que ha construido bien su historia y sus personajes cuando, al acabar, el espectador se siente parte de ese grupo y de esa historia.