‘LOVING VINCENT’

TÍTULO: LOVING VINCENT
DIRECTOR: DOROTA KOBIELA, HUGH WELCHMAN
DURACIÓN: 95 MINUTOS
GÉNERO:  ANIMACIÓN
DISTRIBUIDORA: KARMA FILMS
ESTRENO: 12 DE ENERO DE 2018

 

QUÉ CUENTA

Loving Vincent es la primera película pintada al óleo de la historia del cine. A través de más de 65.000 fotogramas animados, pintados a mano por artistas de todo el mundo, da vida a los cuadros de Van Gogh recorriendo, a través de las cartas que escribía a su hermano Theo, su misteriosa vida. En su inicio, situado en el verano de 1891 francés, un joven recibe una carta para que se la entregue en mano al hermano de su amigo Vincent Van Gogh, después de que éste se hubiera quitado la vida. Tampoco hay rastros de Theo, del que cuentan que murió poco después que su hermano.  

QUIEN

Dorota Kobiela y Hugh Welchman son los directores de esta singular joya. Para el que sería el sexto corto animado de Dorota Kobiela, la cineasta se propuso combinar su pasión por el cine y la pintura e intentó ser ella misma quien pintara toda la obra sola. El proyecto terminó convirtiéndose en un largometraje complicando el proceso, por lo que acabó dirigiendo a un equipo de 125 pintores. Esta es su primera película. ‘He trabajado en este proyecto siete años a tiempo completo. Mi amor al trabajo de Van Gogh, a sus cartas y mi respeto a su lucha me han sacado adelante’ sentencia. Hugh Welchman se estrenó con su proyecto de fin de carrera, Crowstone ganando el premio Cinefoundation del Festival de Cannes. Después se dedicó a la producción de cortos, formando su propia productora, BreakThru Films, con la que ganó el Oscar en 2008 con Peter and the Wolf.

FOTOGRAMAS PINTADOS A MANO

La película ha sido realizada en los Estudios Loving Vincent de Polonia y Grecia. A ellos acudieron pintores profesionales de todo el mundo. Primero fue rodada con actores y, posteriormente, cada fotograma se pintó en lienzos. La interpretación de los actores representando famosos cuadros pintados por Van Gogh se funde con el óleo, dando lugar a una sorprendente belleza visual. Así explica la directora su devoción por el pintor: ‘más que sus cuadros, que me encantan, fue el tipo de vida que tuvo lo que verdaderamente me inspiró. He luchado contra la depresión toda mi vida así que me inspiraba la fortaleza de Van Gogh para recuperarse de situaciones similares en su vida con tan solo veinte años y encontrando, a través de la pintura, una forma de traer belleza al mundo’. Fueron sus cartas las que le ayudaron en un momento muy difícil de su vida y que le animaron a hacer la película.

FESTIVALES Y PREMIOS

Loving Vincent fue la ganadora del premio a la Mejor Película de Animación en los European Film Awards.